Móstoles, la cuna de los combustibles renovables

El ‘Tech Lab’ de Repsol aglutina 70 proyectos innovadores en biocombustibles y combustibles sintéticos. Móstoles, la cuna de los combustibles renovables.

El ‘Tech Lab’ de Repsol en Móstoles es el centro de investigación privado más grande de España, con 50.000 metros cuadrados de superficie que albergan 20 laboratorios y 35 plantas piloto. Allí trabajan alrededor de 230 científicos de distintas disciplinas dedicados a la creación de combustibles que sean más eficientes y tengan menor impacto medioambiental. El objetivo es llegar al reto de lograr las cero emisiones netas en 2050. Actualmente existen dos tipos de combustibles renovables: los biocombustibles avanzados, que proceden de residuos de biomasa, como pueden ser aceites de cocina usados o restos de poda. Y los sintéticos o efuels, que utilizan hidrógeno verde.  El centro de Repsol es el encargado de seleccionar estos residuos y analizar sus características para comprobar si cumplen con los requisitos necesarios para ser transformados en combustibles renovables en complejos industriales. Móstoles, la cuna de los combustibles renovables.

Móstoles, la cuna de los combustibles renovables

Tecnologías que son o están cerca de ser una realidad

La labor de este laboratorio es saber cuál es la mejor tecnología que se puede aplicar con cada materia prima para producir combustible renovable en cada centro de Repsol. El siguiente paso tras analizar los aceites, se llevan a una pequeña planta piloto para analizar que producto funciona mejor en cada planta. En estas ‘mini refinerías’ se trabaja con 1 gramo, por cada tonelada real. el último paso es evaluar los productos que se ponen en el mercado o en la aplicación final en diferentes plataformas. De este proceso se elaborarán las recetas de los nuevos combtusible que posteriormente se llevarán a los complejos industriales para su fabricación, y que servirán para el funcionamiento de todo tipo de motores.

Móstoles, la cuna de los combustibles renovables

Se prueba con materias de todo tipo. Por ejemplo Para conseguir el aceite de fritura, Repsol puso en marcha en abril de este año en cientos de estaciones de servicio de la Comunidad de Madrid,  un servicio de puntos de recogida donde tanto personas a título individual como responsables de negocios de hostelería pueden depositar el residuo. Según Claudia Esarte, especialista en combustibles de Repsol Tecnology Lab “en el laboratorio se prueban las materias primas como el aceite de fritura con el que vamos a conseguir un combustible tipo diésel que podrá utilizarse en las flotas vehiculares actuales ya que es totalmente compatible”. Ahora Móstoles y A Coruña quedarán unidas por combustibles renovables. Y es que A Coruña contará este año con la primera gasolinera dónde se podrá repostar combustible 100% renovable. Estará en Coirós y será la primera de Galicia, que se sumará a la treintena que Repsol tiene ya operativas en toda la Península. Estos combustibles renovables saldrán de la investigación en Móstoles.

Móstoles, la cuna de los combustibles renovablesEn este centro de Móstoles también se trabaja para el campeonato de Moto GP. Cada temporada sus profesionales trabajan en el motor del equipo Repsol Honda para el campeonato de motociclismo de MotoGP. Solo en 2021, Repsol invirtió 64 millones de euros en el laboratorio para desarrollar sus capacidades en distintos sectores, desde la movilidad hasta el diseño de procesos, pasando por la bioenergía, las matemáticas avanzadas y la geometría.

*Queda terminantemente prohibido el uso o distribución sin previo consentimiento del texto o de las imágenes que aparecen en este artículo. Suscríbete gratis al

 

Canal de WhatsApp 

Canal de Telegram

La actualidad de Móstoles en mostoleshoy.com